La estrategia de marketing para un negocio de moda

Como director creativo, supervisarás múltiples partes de la estrategia de marketing para un negocio de moda. En una marca de moda, la persona que diseña y desarrolla el producto a menudo también es responsable de las campañas publicitarias y la comunicación de la marca.

Cómo construir una estrategia de marketing para un negocio de moda

Conoce a tu cliente

Un diseñador debe tener un cliente objetivo específico en mente a medida que desarrollan la colección. Piensa en su estilo de vida, presupuesto y lo que es importante para ellos. La comprensión de todas estas cosas te ayudará a comunicarse con tu cliente potencial y crear conciencia sobre tu marca.

Historia de marca

Para empezar la estrategia de marketing para un negocio de moda debes darle reconocimiento a tu marca, es lo que la gente va a hablar cuando piensan en tu marca. Se resume por qué existe la marca y cuáles son las características únicas de tus producto que lo hace distinto de todo lo demás en el mercado.

El marketing Mix: Las cuatro P

La mezcla de marketing es un conjunto de herramientas que permiten diseñar una estrategia de marketing para un negocio de moda de forma clara.

Producto: La industria de la moda tiene todo tipo de productos diferentes. Puedes ser reconocido por el calzado, vestidos de noche o ropa deportiva. Sé específico sobre lo que estás vendiendo.

El Precio: efectivamente te posiciona en el mercado. Esto determina quiénes son tus competidores y tus clientes pontenciales; al igual de la calidad y los diferentes materiales que vas a utilizar para tus productos.

El lugar o distribución (Place): es donde distribuir y vender tus productos a los clientes. Quieres asegurarte de que tu producto está disponible donde tu cliente va a comprar y en un lugar que es coherente con el posicionamiento de tu producto.

Promoción y publidad: incluye todos los esfuerzos de promocionar tu marca, desde el marketing tradicional con publicidad y PR, hasta el marketing digital con presencia en las redes sociales. Hoy en día es absolutamente esencial tener un sitio web y una presencia digital.

La publicidad puede ayudarte a llegar a una gran audiencia, controlar y aumentar el conocimiento de la marca y asegurar la cobertura de la prensa. Sin embargo medios pagados tiene un alto costo y probablemente será mucho tiempo antes de que puedas permitírtelo. El potencial real para mover tu marca en términos de imagen es la presencia digital.

Relaciones públicas

Cuando tienes cosas que compartir, los nuevos productos que salen o anuncios a hacer, será una parte clave para la construcción de tu marca; por ende es importante utilizar diferentes tipos de medios publicitarios. Por lo tanto, debes construir una buena relación con la prensa, especialmente los que han tomado interés en tu producto y lo que estás haciendo.

Social Media

Los medios de comunicación más influyentes hoy en días son las redes sociales. Son una forma poderosa y asequible para crear conciencia sobre tu marca; es por eso que debes tener una cuenta en las plataformas que se dirigen a su cliente objetivo. Ten en cuenta que se necesita tiempo y recursos para administrar y proporcionar contenido en las cuentas sociales, por lo que es probablemente la elección correcta comenzar con sólo uno o dos canales de medios sociales. La comunidad de la moda realmente se dedica primero a Instagram y luego a Facebook.

Prepararse para emprender un negocio de moda

El negocio de la moda está en auge. Permite a los diseñadores dar rienda suelta a su imaginación y creatividad. Lanzando colecciones que te permiten soñar. La moda ya no está en manos de unos pocos y se está democratizando. Emprender un negocio de moda parece un sueño fácilmente alcanzable.

En este marco socio económico es normal que las ideas de empezar un nuevo negocio surjan y nos planteemos emprender. Muchos jóvenes diseñadores se apresuran a crear un negocio, atraídos por el glamour y la diversión que se asocia con la industria de la moda. Hay maravillosas historias de jóvenes talentosos diseñadores que se gradúan, emprenden su negocio y son catapultados al éxito.

Pero luego hay otras historias, las que oímos menos. Las empresas fallidas, esperanzas arrasadas por la crueldad de este sector. La moda es un entorno turbulento. Los cambios son constantes y por ende debes adaptarte en todo momento, pero sin olvidar la parte más empresarial.

Para tratar de evitar esto, es necesario empezar el negocio en el momento adecuado.

Una de las preguntas más comunes que me hacen los diseñadores que acaban de salir de la escuela de moda (a nivel de licenciatura y maestría) es: “¿Debo comenzar mi propio negocio o debo ir a trabajar para una gran casa de moda?”. La verdad es que la respuesta correcta depende de ti y tus objetivos.

En este primer artículo sobre el negocio de los fundamentos de la moda, vamos a plantear las preguntas que necesita para tomar la decisión correcta.

¿Quiero emprender un negocio realmente?

Nuestro propio negocio puede significar ver nuestros diseños en fiestas, viajes, eventos en el que tú eres el protagonista. El genio creativo. Pero hay que ver más allá.

Emprender un negocio de moda significa disciplina. Significa controlar el stock, el almacén, controlar el cashflow de nuestra empresa, encargarse de la promoción, contabilidad, etc. Esto se resume a que posiblemente gastes menos del 10% de tu tiempo en diseñar, mientras que el resto del tiempo administrarás la producción, enviarás ropa a revistas, negociar con proveedores, empleados, etc.

Los primeros años vivirás pensando en tu negocio 24/7.  No trato de desanimarte. Simplemente intento que seas consciente de que detrás de una empresa de moda hay mucho más que diseñar. Sobre todo, al principio. Posteriormente a medida que generes ingresos podrás delegar y externalizar.

Comenzar un negocio requiere tenacidad, resistencia y dedicación. La creación de un empresa de moda es aún más difícil porque se trata de una industria muy competitiva.

Con el fin de tener éxito, debes pensar en ti mismo primero como CEO, y segundo como diseñador de moda. Un CEO es un gerente de personas, finanzas y procesos. Por lo tanto, tendrás una gran responsabilidad y deberás enfrentarte a importantes decisiones de negocios cada día.

La decisión es tuya

Si todo esto te ha echado para atrás, es fácil, consigue experiencia y sobre todo recursos trabajando para otros antes de iniciarte en la aventura. Tu momento llegará si confías en ti mismo.

Si aun así estás determinado a continuar, sigue los consejos de este blog. Porque vamos a ayudarte en todo lo que podamos.