Emprender de manera segura

Disponer de un buen asesoramiento legal y de una formación adecuada son las claves para emprender de forma segura. Así se desprende de las ponencias presentadas en el marco de los cursos de verano de la Universidad Complutense de Madrid en San Lorenzo de El Escorial, durante una jornada denominada “Autónomos: clave del crecimiento económico y el empleo en España”.

La primera ponencia, titulada “La economía del fracaso: nueva oportunidad para emprender”, ha sido presentada por el Presidente del Colegio de Gestores Administrativos de Extremadura, José Manuel Mariño, quien ha asegurado que la crisis puede ser una buena oportunidad para cambiar las cosas. Aunque reconoce que emprender es difícil, aconseja aceptar la realidad y adaptarse.

En su opinión, las claves para el emprendimiento son el optimismo, la proactividad y tener un proyecto de vida. “Creyendo en el proyecto y sin desfallecer”, ha dicho. Además, Mariño ha subrayado que los autónomos son los que mejor se adaptan a las nuevas formas de llevar una empresa y a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

Por su parte, Carlos Antón, miembro de Additia Legal, ha hablado sobre la necesidad de estar bien asesorado legalmente para emprender. Antón ha argumentado que el emprendedor debe conocer los riesgos que corre en cada fase de su empresa y que la falta de conocimientos legales puede llevar al empresario a cometer grandes errores con consecuencias fatales.

Oportunidades emprendoras en Europa

El resto de ponencias se han dedicado a las experiencias emprendedoras en la Unión Europea y programas de innovación. El técnico de la Comisión Europea, Carlos Martín, ha destacado que los autónomos españoles son los que más se han beneficiado del Plan Juncker, que ha puesto a disposición de las pymes y autónomos europeos 85.000 millones de euros.

Por otro lado, el profesor de química y emprendedor, Jorge Contreras, ha reclamado un cambio en la relación que mantienen las pequeñas empresas con las universidades y una mayor colaboración entre ambas para la investigación y el desarrollo de patentes.

La diferencia entre hombres y mujeres emprendedores desciende

La diferencia que separa a mujeres y hombres emprendedores españoles ha disminuido un 30% en los últimos 10 años. Según el último Informe Especial GEM sobre Emprendimiento Femenino, en la actualidad este porcentaje es más pequeño que en el resto de Europa –1,8% de la Tasa de Actividad Emprendedora (TEA)–.

Hacen falta políticas proactivas para el fomento del emprendimiento femenino. La tasa de mujeres que ofrecen productos o servicios innovadores en España es similar a la media de Europa y se equipara a la de los hombres españoles. No obstante, las emprendedoras en España poseen menos expectativas de crecimiento e internacionalización en sus negocios que el resto de europeas. Este estudio está realizado por Red GEM España, una asociación formada por quince equipos de investigadores del entorno académico y empresarial, que cuenta con el apoyo del  Centro Internacional Santander Emprendimiento (CISE) y el patrocinio del Banco Santander, a través de Santander Universidades, y la Fundación Rafael del Pino. El director de CISE, Federico Gutiérrez-Solana, señala que “la diferencia de 60% a 40% que separa a hombres y mujeres emprendedores en España se mantendrá durante los próximo años”. En este sentido, recuerda que en el Programa YUZZ, coordinado por el CISE, de novecientos jóvenes emprendedores inscritos en la última edición, sólo el 25% son mujeres”. Por ello, considera “fundamental el desarrollo de políticas proactivas para el fomento del emprendimiento femenino, cuyo valor aporta mucho en términos de calidad”. En el informe se cifra el número de mujeres emprendedoras en España, en más de 650.000, de las aproximadamente 200 millones de mujeres emprendedoras que hay en el mundo. De ellas, hay 128 millones de mujeres que lideran empresas consolidadas, lo que significa que la brecha de género ha disminuido en un 6% desde 2012. La TEA ha aumentado un 7% en 61 economías de todo el mundo en sólo dos años, se añade en este estudio, que resalta que la TEA femenina global ronda el 11%, una cifra que en el caso español, es bastante más baja y, tras caer con la crisis, ahora se ha estabilizado en el 4,5%. Es joven y emprende porque detecta una oportunidadEn comparación con los datos de países europeos impulsados por la innovación (entre los que se incluye España), las mujeres españolas lideran un porcentaje mayor de negocios consolidados que las de otros países de Europa. No obstante, estas mujeres emprendedores (6%) siguen representando un porcentaje inferior al de los hombres que gestionan negocios en España (8%), según los datos aportados por este monitor. Según el estudio, el perfil de la emprendedoras en España es el de una mujer joven, con estudios superiores y que se lanza a emprender cuando detecta oportunidades en el mercado. Su edad media está entre 25 y 34 años y más del 50% tienen un nivel de formación superior. Un 70% de estas mujeres afirman que se han decantado por emprender por oportunidad de mercado. De ellas, sólo un 20% espera generar más de seis empleos en los próximos años.

Claves para lanzar una startup exitosa

Infortunadamente las estadísticas muestran que las empresas jóvenes y exitosas son poco comunes, ya que 90 por ciento de las empresas jóvenes, más conocidas como ‘startups’, fracasan. Por eso, si usted está pensando en crear una nueva empresa, es importante que sepa las tres claves que han hecho el 10% restante de los ‘startups’ exitosos.

Identificar un problema o necesidad común y la manera cómo resolverla es un factor decisivo para el éxito de una empresa. Si usted se encuentra que algún problema cotidiano podría ser satisfecho por esa idea de producto, y además usted observa que esa necesidad es común a su alrededor, su idea tiene potencial. Para eso es necesario que se enfoque en suplir una necesidad que actualmente no es resuelta por algún producto o servicio.

Las soluciones no siempre son del todo originales, sino más bien una réplica de algún producto que ya existe pero cubriendo un mercado donde actualmente no llega ese servicio. Por ejemplo, suponga usted que existe una empresa que le garantiza encontrarle un nuevo empleo en menos de un mes en caso de pérdida de trabajo, pero esta empresa sólo opera en los Estados Unidos. Por lo tanto, existe el potencial de replicar esta idea para otros mercados como América Latina, Europa, Asia, etc. No obstante, estas ideas réplicas son mucho más vulnerables a la creación de una idea original, pues corre el riesgo que las empresas con más experiencias y recursos eventualmente penetren el mercado que usted piensa atacar.

Entender los cambios en la industria, regulatorios y en comportamiento del consumidor son claves para el tiempo de ejecución de su negocio. Imagine usted que Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, hubiera tratado de crear el concepto de redes sociales 30 años atrás, donde el acceso al internet era mucho más limitado, y el internet era más utilizado como herramienta de trabajo que de entretenimiento. En ese caso, Facebook sería simplemente una historia de fracaso. El tiempo en el cual usted está atacando esa necesidad podría ser en varias ocasiones más importante que la idea per se. Si quiere que su startup sea exitoso, su producto tiene que ser perfecto para el mercado actual.

Por último, enfóquese en realizar una ejecución impecable. Recuerde que no le sirve de nada tener una idea sin llevarla a cabo, y para eso mismo, necesita rodearse del equipo de trabajo adecuado para crear ese plan de ejecución. Una empresa exitosa nunca sale a flote por el trabajo de una sola persona. Por eso es necesario estar dispuesto a darle participación accionaria de la empresa a las personas claves para llevar la ejecución que usted necesita. Los creadores de empresas muchas veces tienen el perfil de soñador, sin embargo necesitan personas con otros perfiles, como el calculador, el pesimista, el técnico, entre otros. Asimismo, una empresa joven con perfil de éxito tendrá que enfrentar a VCs (inversionistas institucionales), abogados, reguladores, consumidores, etc., y probablemente, si usted es el fundador de la compañía, será el menos preparado para enfrentar las diferentes etapas de la compañía.